Victimas del «Monstruo de las toallitas»

- Publicitat -
Coronavirus Sidebar Lateral 300 X 320
 

El vertido de toallitas húmedas que consumimos, y que se nos venden como biodegradables, genera importantes problemas a las depuradoras y en la operativa de Aguas de Barcelona. No da tiempo a que su biodegradación sea efectiva y origina verdaderas «rocas duras» de papel que provocan daños en el sistema de cañerías de las comunidades y la ciudad.

Un grave problema para el medio ambiente

De hecho, el 46% de las emergencias registradas por la compañía durante el 2015 tenían relación con estas toallitas.

- Publicitat -
Coronavirus Sidebar Lateral 300 X 320

‘A las comunidades de vecinos, estas reparaciones cuestan un mínimo de 300 euros’

El 2014 se abocaron a los váteres de los 36 municipios del área metropolitana de Barcelona más de 4,4 millones de kilos de desechos, casi 1,4 kilos por habitante.

Además, 8 de cada 10 servicios de limpieza de cañerías son por atascos provocados por las toallitas húmedas. A las comunidades de vecinos, estas reparaciones cuestan un mínimo de 300 euros.

[Elite_video_player id=»26″]

Verdaderos monstruos en nuestras instalaciones, no los alimentemos

Las toallitas húmedas están hechas con fibras muy resistentes, a pesar de que el envase indique que son biodegradables. Tardan mucho más a deshacerse que el papel higiénico y se enredan con otros residuos que tampoco tienen que ir al váter, como cigarrillos, tampones, palillos de algodón o comprendidas, y provocan importantes averías a las instalaciones de saneamiento, como son las estaciones depuradoras.

‘Tardan mucho más a deshacerse que el papel higiénico’

La campaña ‘Stop Tovalloletes. El wáter no es una paperera’ quiere concienciar la ciudadanía de los problemas que causa el vertido de las toallitas y productos de higiene personal que llegan a las depuradoras metropolitanas, y contribuir a un cambio de hábitos beneficioso para el medio ambiente.

Stop Tovalloletes. El wáter no es una paperera IISegunda fase de la campaña “Stop Tovalloletes al Vàter”

Núria Parlon, alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, e Ignacio Escudero, director general de Aguas de Barcelona, presentaron en el Ayuntamiento la segunda fase de la campaña “Stop Tovalloletes al Vàter”.

La iniciativa pretende ir más allá de la concienciación ciudadana, y quiere obtener resultados medibles en términos de reducción de las averías que provocan las toallitas que desechamos por el water directamente a la red de saneamiento.

La campaña se llevará a cabo en los municipios  que las aguas residuales van a la depuradora (EDAR) del Besòs: Santa Coloma de Gramenet, Badalona y los distritos de Sant Andreu y Sant Martí de Barcelona, e incluirá acciones de sensibilización ciudadana a lugares como el mercadillo del entorno al Mercado Sagarra, en el barrio Centro de Santa Coloma de Gramenet, el 20 de noviembre, así como a comercios, bares y restaurantes, donde se repartirá información y material de la campaña, y se distribuirán 20.000 papeleras para colocar junto al váter de casa.

Haz clic aquí para consultar los detalles de la acción de sensibilización que se hará a cada uno de estos municipios y distritos.

Stop Tovalloletes. El wáter no es una paperera II¿Funcionará en nuestra ciudad?

Esta acción se presenta después del éxito de la celebrada el año pasado a los 5 municipios que hacen llegar las aguas residuales a la EDAR Gavà Viladecans: Sant Boi de Llobregat, Gavà, Sant Climent de Llobregat, Viladecans y Castelldefels.

La iniciativa permitió reducir el número de toallitas y residuos abocados a la depuradora en cerca de un 2,5%: así, se pasó de 265,22 toneladas de residuos procedentes del pretratamiento, en los primeros nuevo meses de 2016, a 243,64 toneladas en los primeros nueve meses de 2017.

- Publicitat -

DEIXA UNA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here