‘Vale la pena agilizar la Administración municipal en beneficio de las personas’. Pepa González, Defensora de la Ciudadanía de Santa Coloma

- Publicitat -

El pasado día 3 de septiembre Pepa González Lara comenzó a desempeñar oficialmente el cargo de Defensora de la Ciudadanía de Santa Coloma de Gramenet, después de un proceso largo y complejo

Hemos querido hablar con la nueva Defensora para conocer quién es y cuáles son los retos a los que se enfrenta

En primer lugar nos gustaría que se presentara para quien no la conozca.

Soy Pepa González Lara, nacida, criada y educada en Santa Coloma y que desde el 3 de septiembre he comenzado a trabajar como defensora de la ciudadanía en la oficina del Ajuntament.

Ahora me estoy situando y tomando la medida de este nuevo rol profesional.

¿Cuál ha sido su experiencia previa a nivel profesional?

- Publicitat -
Ajuntament Pompeu Lab 2018 Sidebar Lateral

Yo soy Educadora Social, diplomada en el año 1999.

Mi primera experiencia profesional fue en Barcelona, en una Cooperativa de Inserción Laboral para personas en situación de riesgo adheridas a la Renta Mínima de Inserción.

En 2000 surgió la posibilidad de presentar un curriculum para un proyecto como era abrir el primer Centre Obert en Santa Coloma diseñado por la Fundació Champagnat para el Instituto de Hermanos Maristas y ahí comenzó de verdad mi experiencia profesional y mi gran formación como educadora social.

Pepa González Lara. Defensora de la ciudadania Santa Coloma 2

He estado en el Centre Obert Rialles de Singuerlín durante 18 años en los que he sido desde simple educadora a adoptar cargos de responsabilidad, con 9 años como Subdirectora y 3 como Directora.

Pero los más provechosos para mí han sido los que pasé como educadora y Subdirectora, en cuanto a aprendizaje, conocimiento del territorio, ver cómo funcionan las entidades que se dedican al sector de infancia y adolescencia, así como el trabajo con Serveis Socials y la atención a las personas, mi gran vocación.

Ha conocido entonces una Santa Coloma que a veces parece un tanto oculta

Si, un poco la cara b de la ciudad. Una ciudad que todos sabemos que existe, pero que parece invisible para los ojos de todos, con situaciones que no nos gusta ver.

¿Qué pensó cuando la propuso Dones Artemis para ocupar el puesto de Defensora de la Ciudadanía?

Pues fue una sorpresa increíble. Cuando me hicieron la propuesta, me quedé muy sorprendida. Porque yo siempre he trabajado desde atrás, entre bambalinas y no tanto ‘ante el público’.

Ellas lo hicieron con tanta ilusión y con tanta seguridad que pensé que adelante, vamos a aceptar el reto.

Estoy especialmente agradecida a Dones Artemis por haberse pateado la calle cada día durante el mes y medio que duró el proceso participativo, hablando con entidades, cargadas con mi curriculum, extendiendo esta propuesta.

Muy sorprendida por ver cómo desde diversos ámbitos de la ciudad hay gente que se mueve.

El proceso que ha llevado a que finalmente sea usted quien ocupa el cargo ha sido complejo. ¿Cómo ha vivido todo este proceso y este tiempo, desde que Carlos Villagrasa fue elegido para el cargo y lo que ha ido aconteciendo?

Cuando tuvo lugar la presentación de candidaturas el año pasado, con Carlos Rodríguez y Carlos Villagrasa, que eran los otros dos candidatos, lo viví con muchos nervios.

No era consciente de lo que suponía y era la primera vez que se vivía un proceso participativo para escoger este puesto.

La verdad es que fue un proceso complejo porque sentí el apoyo de muchas entidades, pero sí que hubo momento en los que pensé ‘qué pinto aquí’. Mi formación no es muy extensa, en temas jurídicos o de legislación, ya que simplemente soy una trabajadora social.

‘Hay un desconocimiento por parte de la ciudadanía de lo que es el servicio que se ofrece desde esta oficina’

El proceso se cerró como era de esperar escogiendo el señor Villagrasa. Luego de una serie de circunstancias que hicieron incompatible que Carlos Villagrasa pudiera ocupar el cargo, creo que hemos perdido un tiempo precioso.

Porque creo que pueden haber proyectos muy interesantes desde la Oficina que no se han podido llevar a cabo, pero ahora vamos a recuperar ese tiempo.

¿Qué pensaba que era eso de ser Defensora del Ciudadano antes de llegar y cómo lo ves ahora?

Desde el momento en el que acepté la propuesta de Artemis me informé, leí informes de diferentes sindicaturas locales, sobre el Síndic de Greuges de Catalunya, la Síndica de Barcelona, me ocupé de ver las funciones y el trabajo que desempeña, lo que supone estar en un cargo de responsabilidad.

Y de lo que leí a lo que me he encontrado, es que la maquinaria es muy diferente viéndola desde dentro que desde fuera.

Es muy difícil mover los engranajes de la administración, que se mueve por unos procesos que desconocía y lo que me queda por descubrir. Los tiempos son muy diferentes.

Cuando estás acostumbrada a ser resolutiva porque las necesidades de las personas requieren una respuesta inmediata, aquí ves que la administración tiene unos tiempos, que es cierto que hay que respetar, pero ves que a veces vale la pena darles una vuelta y que sean más ágiles en beneficio de las personas que van a pedir un asesoramiento, soporte o servicio por parte de l’Ajuntament.

¿Ha hablado con el anterior Defensor, Fernando Oteros? ¿Le ha dado alguna indicación o consejo?

Con Fernando Oteros he hablado sobre todo desde el ámbito personal ya que en todo momento me ha tendido la mano y se ha ofrecido para ayudar en cualquier cosa.

Me ha aconsejado paciencia. Hay cosas que querrías cambiar y que te enfadarán. Y hay veces que piensas que hay un derecho para el ciudadano que no se está cumpliendo y te das cuenta de que con la ley en la mano hay poco que rascar.

Esa impotencia, hay que intentar transformarla para que con los pequeños cambios se puedan generar cambios mayores para defender a personas con una dificultad similar.

¿Cuál ha sido su línea de actuación estos primeros días?

Desde el primer día, me dediqué a escribir correos a los Caps d’Àrea, a los Directores de Departament de l’Ajuntament, para establecer contacto directo y conocer a las personas con quien voy a interlocutar y bregar, en cierto modo.

‘creo que hay mucho trabajo con los derechos de los niños y adolescentes en situaciones más vulnerables’

Ya he establecido alguna reunión con alguno de ellos y seguiré en esta línea.

También he comenzado a contactar con entidades de la ciudad, porque quiero verme con ellas y conocer a las personas que forman parte.

Otra cosa que me parece importante es ponerme a disposición de los Grupos Políticos que hay tanto dentro como fuera de l’Ajuntament para establecer vías de diálogo.

Muchos y muchas pensarán que esto de ser Defensora de la Ciudadanía viene a ser como una especie de regidor que recoge quejas de la gente. Descríbanos un poco cuáles son las funciones o cuándo debe un ciudadano recurrir a la Oficina.

Como digo, eso lo he ido aprendiendo y leyendo estos días desde el momento en el que se me propuso asumir el cargo. La gran suerte de una figura como esta es que es una figura de ámbito local, que es autónoma e independiente.

Es un organismo de segunda instancia, lo que significa que actúa cuando se ha dado una queja que la administración no ha contestado o no lo ha hecho de forma satisfactoria. Ahí entra la Defensora de la Ciudadanía para que esa queja no caiga en saco roto.

Evidentemente, también hay que ser profesionales honestos. La defensora de la Ciudadanía va a bregar para que los derechos y libertades sean reconocidos, siendo la voz de denuncia, actuando de Pepito Grillo, pero en el caso de que no haya lugar o que la gestión por parte de la administración esté bien hecha, se cierra el expediente y se comunica al ciudadano o ciudadana.

¿Qué se ha ido encontrando ya en estos primeros días?

A nivel interno me he encontrado con buena disponibilidad por parte de los caps de servei, por lo general.

Nos están llegando quejas que no han pasado previamente por todos los canales que son precisos y hay que derivar a las personas al departamento correspondiente.

‘Santa Coloma ha sido ciudad de acogida y hay que seguir educando en convivencia.’

Esto me está sirviendo para conocer algo más la estructura de l’Ajuntament, que es un organigrama complejo, diferente al de otros municipios.

Hay un desconocimiento por parte de la ciudadanía de lo que es el servicio que se ofrece desde esta oficina. Creo que hay que modernizar el servicio. Somos una oficina de servicio a las personas y la gente no lo conoce.

Pepa González Lara. Defensora de la ciudadania Santa ColomaY solo lo conocen si eres visible, si estás en la calle, si hablas con las entidades y te relacionas con las personas que pueden venir a la oficina. Sobre todo para los y las jóvenes de la ciudad, que sepan también que tienen unos derechos y pueden acceder a unos servicios.

También hay forma de acceder a la oficina de manera virtual, mediante web…

En la web municipal hay un enlace directo: gramenet.cat/defensora. Se puede acceder y consultar el rol de la Defensora.

También hay formularios que, o bien de manera anónima o dejando los datos personales, se pueden hacer consultas.

A veces nos llegan quejas y sugerencias, con lo que o bien derivamos al departamento que puede atenderlas o damos nosotros una respuesta inmediata.

¿Qué temas son los que crees que pueden ocupar su tiempo dada la singularidad de nuestra ciudad?

Pues yo creo que el conocimiento de derechos y libertades de todas las personas que viven en la ciudad, estén o no registradas en el padrón municipal. El tema del empadronamiento es una realidad, un tema complejo.

Creo que hay que dar pasos para avanzar y que se reconozca un derecho que es universal, que está reconocido a nivel estatal, como es el derecho al empadronamiento.

También los temas relacionados con la convivencia. Problemas de entendimiento y reconocimiento de culturas, que conviven sin ninguna dificultad en la ciudad, pero toca hacer mucha pedagogía con la ciudadanía. Santa Coloma ha sido ciudad de acogida y hay que seguir educando en convivencia.

Y sobre todo el reconocimiento de los derechos sociales de las personas. Yo que vengo del tercer sector, creo que hay mucho trabajo con los derechos de los niños y adolescentes en situaciones más vulnerables. Me preocupa.

Anime pues a los y las colomenses para que tengan presente a la oficina de la Defensora de la Ciudadanía.

Las puertas están abiertas para cualquier persona de esta ciudad que piense que sus derechos no están siendo reconocidos o están siendo vulnerados.

Deben saber que es un organismo de segunda instancia, que previamente han tenido que hacer una queja que no haya tenido respuesta por parte de la administración.

Que es un servicio abierto, disponible, del que vale la pena hacer uso y un buen uso.

 

- Publicitat -
Isabel Muñoz
FAVGRAM
ARG Neteges
La Taula Vella
EL 9 Carrer
La Cuina de la Loli
Operario del Humor
Tremendos
Xòcala

DEIXA UNA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here