Séptimo encierro de la Paloma, cada vez más familiar

- Publicitat -
Coronavirus Sidebar Lateral 300 X 320
 

El Encierrro de la Paloma, una tradición no centenaria que se consolida como evento típico local

‘¿Qué hay aquí?’. Esta era la pregunta de una colomense que a las 12.00h de este domingo se sorprendía por la gente congregada en la puerta de l’Ajuntament.

- Publicitat -
Coronavirus Sidebar Lateral 300 X 320

¿Qué ocurría? Ni más ni menos que una tradición No centenaria en nuestra ciudad que poco a poco se ha ido convirtiendo en un clásico del fin de fiestas navideñas, el Encierro de la Paloma.

Tres palomos perseguidos por la muchedumbre

Tres palomas, o palomos, acompañados por un par de pastores y perseguidos por una legión de niños y niñas colomenses que han recorrido las calles céntricas de Santa Coloma, desde la Plaça de la Vila por el Carrer d’Anselm Clavé, girando a la izquierda hacia el Carrer Major y en la esquina con la Calle Santa Coloma

girar otra vez hacia la izquierda por el callejón que comunica hasta los Jardins de Can Sisteré y de allí otra vez a la derecha por el Carrer Sant Carles a la derecha hasta la Plaça Manent, donde ha finalizado ‘el encierro’.

Una tradición NO centenaria en evolución

Todo en menos de veinte minutos. Una tradición No centenaria que ha celebrado su Séptima edición y que ha consumado una transformación que ha hecho de este encierro una tradición.

Surgió como una gamberrada irreverente y lúdica para convertirse en un evento familiar en el que los padres y madres con sus móviles se pierden por inmortalizar a sus retoños persiguiendo y golpeando a los tres palomos.

El Full Informatiu, el arma preferida

Un encierro que comienza con una invocación, a la manera de la que se hace en los encierros, un canto al pichón que será masacrado por los fulls informatius que han sido el instrumento preferido para golpear a los palomos y que, en las dos paradas siguientes, en la esquina con el Carrer Santa Coloma y Jardins de Can Sisteré, han vuelto a invocar al patrón pichón y a avituallarse con chuscos de pan.

Una mañana fría en Santa Coloma que ha concluido con los palomos calientes, los padres y madres felices y la consolidación de esta tradición NO centenaria como algo que, poco a poco, se va convirtiendo en algo ‘typical santako’.

Séptimo encierro de la Paloma cada vez más familiar
Séptimo encierro de la Paloma, cada vez más familiar
- Publicitat -

DEIXA UNA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here