Paco Santana presenta su tercera novela ‘Los Niños de la Noche’

‘Hay pocas novelas sobre la Guerra Civil’

- Publicitat -

Paco Santana se define como un ciudadano de Santa Coloma, periodista y escritor. ‘Y en principio no puedo decir mucho más de mí’. Pero no se lo crean.

Paco Santana, con una acrisolada trayectoria en el mundo del periodismo tanto en Santa Coloma como fuera de nuestra amada ciudad, presenta su tercera novela ‘Los Niños de la Noche’, con nuestra Guerra Civil como fondo y hemos querido hablar con él sobre el libro, la guerra, el franquismo y la memoria. Y algo tiene que decir.

¿Cómo has llegado a esta tercera novela?

He de decir que esta novela ha llegado a mí. Llegó mientras estaba escribiendo mi segunda novela, que no tenía nada que ver con esta y se cumplió lo que decía Picasso, que la inspiración te pille trabajando.

Así estaba cuando me asaltó esta historia y escribí del tirón 63 páginas. La abandoné, la retomé al cabo de dos años y empezó a andar sola.

- Publicitat -
Campanya Millenniam Sidebar Lateral

Yo prácticamente he sido la mano que iba escribiendo una historia que seguía por sí misma.

Se dice, casi siempre a modo de crítica con el cine español, que siempre estamos haciendo películas de la Guerra Civil…

Que no es verdad.

Siendo así cómo se te ocurrió hacer una novela precisamente de la Guerra Civil.

Bueno, yo creo que en realidad hay muy pocas novelas sobre la Guerra Civil. Existe ese tópico de que siempre estamos hablando de la Guerra Civil, pero no es verdad.

Los americanos, por ejemplo, hablan de sus guerras y en Europa se ha hablado mucho de la Segunda Guerra Mundial y algo menos de la Primera.

En este país cuando se ha hablado de la Guerra Civil se ha hablado de una manera muy informal, se ha hablado de ciertos aspectos pero no se han descubierto algunas realidades.

“Todavía existe además un franquismo sociológico, con posturas de algunas personas que están en el gobierno hoy, que son posiciones del franquismo ya en democracia”

En los últimos diez o quince años sí que hay autores que se están volviendo a interesar, indagando y ahondando en historias de la Guerra Civil. Creo que es un tema muy atractivo que además es parte de nuestra cultura.

Mi padre me hablaba de ella, mi abuelo algo menos. Y de hecho esta novela parte de una pequeña historia que me cuenta mi propio padre. Yo era un chaval cuando me la contó. A partir de ahí, creo que durante mucho tiempo fue creciendo en mí hasta que por sí misma ha querido salir.

¿Y cuál es la historia de Niños de la Noche?

El motor de la historia son dos personajes. Por un lado un Guardia Civil joven, recién confirmado y por otro un condenado a cadena perpetua acusado por un presunto asesinato, que en aquellas cárceles era casi una condena a muerte.

Es una historia a través del viaje que hacen desde la comandancia de Almería hasta el penal del Puerto de Santa María. Un viaje que desde la primera noche se ve interrumpido por una serie de vicisitudes y hechos violentos. A partir de ahí y con la mirada de los personajes recupero una serie de episodios sangrientos que ocurridos entre Málaga y Almería durante la guerra.

La novela se circunscribe a los años de la Guerra Civil y transcurre hasta los años 50, años de una represión durísima. Los protagonistas son dos personas muy diferentes que no son conscientes de que el destino que les aguarda ya está marcado.

Además, el título de la novela, Niños de la Noche, es el sobrenombre que se le dio al 14 Cuerpo de guerrilleros del Ejército popular de la República. Es el germen de lo que fueron luego las Boinas Verdes o Fuerzas Especiales. La primera vez que se integran en un Ejército regular lo que se llamaría luego guerra de coandos, y se hizo durante la Guerra Civil y dentro del Ejército Republicano.

Fue un cuerpo que tuvo una vida de unos pocos meses pero que fue muy conocido entre los combatientes porque actuaban de noche, tenían objetivos muy particulares, eran muy indisciplinados, vivían a parte, ellos mismos elegían sus propios mandos, nadie sabía cómo se llamaban porque les retiraban los papeles y se identificaban por una estrella roja en la izquierda de su guerrera y una calavera en el brazo derecho.

Esos Niños de la Noche actuaban en Andalucía. Solo se conocen algunos nombres de oficiales, era una brigada mixta donde también actuaban brigadistas internacionales, de la Brigada Lincoln.

Precisamente Andalucía fue uno de los lugares donde más dura fue la represión y la guerra con un personaje como Queipo de Llano.

Del cual hablo mucho en la novela. Hablo mucho y muy mal porque era un sociópata. Es verdad que en una guerra los sociópatas tienen campo libre, pero Queipo, al que llamaban Virrey de Andalucía, era un hombre odioso.

Se conservan los bandos con los que amenazaba a la población civil, a sus propios soldados. Era un cobarde que mandaba a sus hombres a morir por él. un asesino en serie.

También destacaba la figura de Arias Navarro.

Yo cuento cómo Arias Navarro cayó en manos de los milicianos, una vez que el alzamiento fracasa siendo él fiscal de Málaga.

El Carnicerito de Málaga buscó refugio en casa de unos familiares republicanos y cuando las tropas nacionales de Queipo llegaron a Málaga se dedicó a señalar a todo el mundo haciendo juicios sumarísimos.

Fue uno de los grandes asesinos civiles de la Guerra y la Postguerra. Y fue luego el último presidente del Gobierno con Franco, el hombre de las lágrimas cuando anuncia la muerte el Dictador.

Hay una línea, quizás desde la novela ‘Soldados de Salamina’ de Javier Cercas, en la que se tiende a considerar que no se puede separar entre buenos y malos entre republicanos y nacionales y que en todas partes hubo un poco de todo. ¿Qué te parece?

Yo no opino como Cercas. Opino que hubo unos malos que se sublevaron ante un gobierno republicano elegido por los ciudadanos, que como todos los gobiernos tenía aciertos y errores y que los sublevados buscaron excusas para justificar un Golpe de Estado.

Por supuesto, en ambos bandos hubo muertos, pero no se puede comparar la violencia, la humillación pública de los sublevados con el bando republicano. Esto lo cuento en el libro, hubo una gente que luchó por el bando republicano y que siguió combatiendo en los montes hasta los años cincuenta, siendo perseguidos por Guardia Civil y mercenarios. En el libro se cuenta algún episodio. Matanzas absolutamente crueles.

Creo que hubo un gobierno legítimo al que se sublevan una serie de militares, que previamente habían jurado fidelidad a la República, como el propio Queipo o el general Mola, que fue el que preconizó esta guerra y que al morir en accidente de avión pasó el poder a Franco.

Creo que hubo unos malos muy malos y que durante cuarenta años gobernaron este país.

Desde 1978 el debate sobre la memoria histórica sigue siendo muy vivo. El olvido, si se abren heridas, si la Ley de Memoria Histórica es justa o no…

A mí la ley de Memoria Histórica me parece un logro magnífico para el gobierno que la promulgó. Lo que creo es que la ley hay que cumplirlas y desarrollarlas.

Yo no creo que en el espíritu de la ley esté el correr un tupido velo. Ocurre que la clase política hace caso omiso, que tenemos un gobierno que no ha condenado ni la sublevación ni la dictadura de forma abierta.

Y entre otras cosas, las asociaciones de memoria histórica dicen que hay entre 200 y 300 mil personas en las cunetas, sin que sus familias puedan despedirse de ellos.

Por otra parte, hay un monumento como el del Valle de los Caídos, para quienes ganaron esta contienda. No me imagino en Alemania una fundación llamada Adolf Hitler, pero en España hay una fundación Francisco Franco, que recibe dinero público.

Hay una familia del dictador que tiene grandes negocios, grandes propiedades expropiadas a sus legítimos dueños. En Alemania, al acabar la guerra se tuvieron que devolver esos bienes a sus dueños. En Alemania, la existencia de partidos como Falange está prohibida.

En España tenemos actos cada 20 de noviembre, campos de fútbol exhibiendo banderas con el águila. Eso no pasa en un país que debería querer explicar lo que pasó en la Guerra.

¿Sabemos también lo que es el fascismo? En el vocabulario habitual de políticos y tertulianos, se suele utilizar el calificativo ‘fascista’ de una manera muy ligera. ¿Se ha hecho formación en este país sobre el fascismo? ¿Sabemos a lo que nos exponemos?

Estoy de acuerdo que se toma una palabra tan contundente, con una historia deleznable detrás, para calificar cualquier cosa que no esté de acuerdo contigo. Creo que deberíamos tener un poco más de respeto hacia quienes lo han sufrido a nivel europeo.

El fascismo, la palabra, viene del Fascio, que triunfó con Mussolini en Italia tras la marcha sobre roma de 1923. Son aquellos individuos que entendieron que existía una raza o clase superior que estaba legitimada para eliminar a quien ellos querían.

Eso era básicamente el fascismo. La eliminación de quien yo decida que debe ser eliminado.

Llamar fascista a alguien porque opina diferente a ti, creo que habría que ser más prudente. Y se dispara de un lado y del otro. Un tertuliano se lo llama a otro. Y esto obedece a que hay un desconocimiento enorme del daño profundo que causó en ese país.

Todavía existe además un franquismo sociológico, con posturas de algunas personas que están en el gobierno hoy, que son posiciones del franquismo ya en democracia.

Así pues, ¿por qué la gente tiene que comprar tu libro?

Desde el punto de vista de un lector que quiere que lo entretengan o que lo enganchen, creo que lo consigue.

Es una historia interesante, que se puede seguir sin gran dificultad, una historia que puede interesar como meros lectores.

Desde el punto de vista de quien le interese saber de dónde venimos descubrirá episodios de nuestra historia que se han tapado durante sesenta o setenta años.

Hablo por ejemplo de la matanza de la carretera entre Málaga y Almería, donde alrededor de 300 mil civiles huyeron del General Queipo de Llano. Era población civil que fue masacrada, no había soldados. Bombardeados desde el mar por tres buques, desde el aire por divisiones alemanas e italianas y eso ha estado oculto durante mucho tiempo.

Las familias de esas víctimas tienen derecho a saber qué pasó con sus familiares que murieron agotados, se suicidaron, mujeres embarazadas… es uno de los episodios más negros de nuestra historia.

También cuento anécdotas como la toma del fuerte de Carchuna, una de las operaciones más importantes de un comando de guerrilleros, donde 30 de ellos liberaron a 300 presos asturianos. Entre estos guerrilleros estaban dos americanos, Irwin Goff y William Aalto, que según algunos autores inspiraron a Hemingway para sus personajes de ‘Por quién doblan las campanas’. Creo que son ingredientes que pueden ser muy emocionantes.

Pues después de una aventura tan emocionante como escribir Niños de la noche ¿qué nueva historia tienes en la cabeza que te pueda emocionar?

Tengo una historia en la cabeza que espero que surja. Ya tengo el título, soy un escritor extraño ya que siempre me viene primero el título. Se llama ‘El hombre de hielo’. Es una historia diferente, que se sale del tema histórico.

‘Niños de la noche’ ha sido duro de escribir, revivir masacres aunque les he dado un tono más novelesco, así que esta nueva historia será diferente, se sale del tema histórico. He de decir que mi editor me ha propuesto hace muy poco un proyecto que tiene que ver con la novela y la memoria histórica.

Y por último ¿Dónde podemos encontrar ‘Niños de la noche’?

El libro empieza a distribuirse ya. Hoy a todo el mundo le gusta comprar por Internet, porque es muy cómodo. Así que se puede encontrar en la web de mi editorial, Tandaya, una editorial gallega.

También en La Casa del Libro y en las mayores plataformas de venta de libros. En las librerías de confianza, se puede pedir el libro también, diciendo el nombre del autor y el título, seguro que lo traen en muy poco tiempo.

- Publicitat -
FAVGRAM
ARG Neteges
EL 9 Carrer
Isabel Muñoz
La Taula Vella
La Cuina de la Loli

DEIXA UNA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here