Si esta semana no ha escuchado lo de las ondas gravitacionales, no tiene usted una vida plena, serena, productiva y, en definitiva, no es persona de bien. Hoy la noticia es “las ondas gravitacionales”, que la policía registra la sede del PP en Madrid, que Justo Molinero está a punto de hacer su debut como monologuista y ya, estas son las tres noticias del día. Punto y final. Bueno, y seguido. O ¡no, no!, punto y aparte, que esto trae cola.

- Publicitat -
DeliverySC

Ante la disyuntiva binaria que planteaba en el párrafo anterior, voy a dar por hecho que la respuesta es 1, positivo, es decir: “sí”. Que sí que ha oído usted hablar de las ondas gravitacionales. Bien, pero ¿qué son en verdad las ondas gravitacionales?, ¿realmente es una hallazgo tan importante?, ¿su cuñado está en Tailandia y no puede esperar a saber de qué va esta movida?, ¿en qué afectan las ondas gravitacionales a Santa Coloma? Pues yo se lo explico.

Ondas Gravitacionales

Durante el día de hoy habrá visto usted un mogollón de gif* y de dibujitos que simulan ser las ondas gravitacionales: piedras lanzadas al charco, gotas que caen a un cubo…, yo he visto una hasta en un telediario. Pues nada, olvídese de eso porque eso lo está recibiendo usted por el ojo, que es precisamente lo opuesto a una onda gravitacional. Una onda gravitacional es un tipo de onda (aquí sí que nos puede valer, por ejemplo, lo que usted estudió en algún momento de su vida sobre las ondas de radio o a las ondas electromagnéticas) que se mueve por el espacio-tiempo.

“¡Nos ha jodío’!”, pensará alguno. “¿Qué cojones es el espacio-tiempo?”, ¿no? No se pongan nerviosos. El espacio tiempo es un nombre compuesto con el que los físicos se refieren a las cuatro dimensiones que vienen siendo las que nos afectan a nosotros. Por una parte las tres que podemos ver, es decir: alto, ancho y profundo (aunque ésta última en realidad sólo la imaginamos y la intuimos, no la “vemos”), y la cuarta dimensión que nos afecta, que es el tiempo. Usted no puede pensar en más de cuatro dimensiones (contando el tiempo), pero existen teorías físicas que se resuelven en matrices de un montón de dimensiones más. Da igual, esto es otra cosa. Vuelvo al espacio-tiempo.


«Que si la Generalitat no nos da de una puta vez los 31 millones de euros que nos debe en materia de educación para que podamos invertirlos en nuestros estudiantes, lo que diga el universo nos la va a traer bastante floja.»


¿Hemos entendido qué es el espacio-tiempo?, ¿sí?. Vamos a ver, todo se desenvuelve en esta matriz de cuatro dimensiones (alto, ancho, profundo y qué tarde que es, cojones), vale, pues ahora imagine que todo lo que pasa en el espacio exterior ha dejado una de estas señales. Y ¿por qué sucede esto, si las cosas pasan y ya han pasado y ya no van a pasar más? Pues porque eso no es del todo cierto. Es decir, que sí, pero que hay estudios de gente muy lista que hay por ahí en el extranjero; Barcelona, Andorra, to’ eso…, que han concluido que el espacio-tiempo se deforma ante la presencia de una masa (un cuerpo, una estrella, un púlsar, una piedra espacial…) y…, esto les va a costar de creer, pero es lo que han descubierto, esa deformación perdura en forma de onda y es lo que hemos conseguido captar. Es decir, que más que conseguir “ver” las ondas gravitacionales, más que encontrarlas, lo que hemos hecho es conseguir “escucharlas”, percibir que están ahí, que existen. Es decir, que a partir de ahora, para explorar el universo ya no sólo usaremos los ojos, sino que también usaremos este nuevo “oído” de ondas gravitacionales.

¿Cómo afecta todo esto a Santa Coloma? Esto es más delicado. Pues miren, nos afecta porque es que aquí nos va a dar igual “escuchar” el universo, ya que no vamos a saber en qué cojones de idioma nos habla. Ya les adelanto que no es ni castellano ni catalán, por los que ya estaban afilando la espada. Es decir, que si la Generalitat no nos da de una puta vez los 31 millones de euros que nos debe en materia de educación para que podamos invertirlos en nuestros estudiantes, lo que diga el universo nos la va a traer bastante floja. Se crea el abismo, señores, la brecha. Que mientras jugamos al Risk, nuestros niños crecen, se hacen mayores y toman como referentes a los que salen en Hombres y Mujeres y Bíceps y Berzas. Que los capitanes de esta guerra absurda envían a sus hijos fuera a estudiar, pero que en el batallón tenemos hambre, y no hablo de estómagos, hablo de cabezas. Que el espacio-tiempo que se nos da para vivir no es tanto y que queremos aprovecharlo en igualdad de condiciones. Señores, por favor, que nos habla el universo y queremos saber qué nos está diciendo.

Tanta charla pa’ esto, ¿verdad?

IMG_3688

*Un gif es una imagen animada, pero vamos, que si eso lo sé yo, lo saben ustedes. (Esto de arriba no es un gif).

- Publicitat -
DeliverySC
 
APP CANAL150

DEIXA UNA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here