El Circ de Nadal apura sus últimos días en la Pl. Pau Casals

- Publicitat -
Coronavirus Sidebar Lateral 300 X 320
 

Hasta el día 7 de Enero, l’Excèntrica recorre las artes circenses para los más pequeños

Qué es la vida sino un circo. Qué es la Navidad sino aplicar la imaginación y la fe en la creencia de que un simple cambio de fechas puede traer algo bueno a la humanidad. Qué mejor que enseñar a no perder la capacidad de crear. Y así podríamos estar soltando frases sin ton ni son durante un buen rato y olvidaríamos el propósito de este texto.

- Publicitat -
Coronavirus Sidebar Lateral 300 X 320

[Elite_video_player id=»32″]

Todo es posible en el Circ de Nadal

Un propósito que no es otro que el de recordar que quedan ya pocos días para que nos abandone el Circ de Nadal que, desde el pasado día 28 de diciembre ha instalado l’Excèntrica en la Plaça Pau Casals para enseñar a los pequeños y pequeñas colomenses que todo es posible en Navidad, si tu quieres. Y el resto del año, también.

Dejar volar la imaginación

Hasta el próximo día 7, a los pies de la Torre Balldovina, los más pequeños -en pases de una hora de 11h a 14h y de 17h a 20h, con un módico precio de 3€-, tienen la oportunidad de adentrarse en el mágico mundo del circo, de extasiarse contemplando las maravillas del espectáculo más grande del mundo aunque sea en pequeño formato y siendo partícipes de los talleres en los que los niños y niñas pueden experimentar con las cuatro estaciones del recorrido.

Desde la acrobacia, el trapecio, el cable de equilibrio, plataformas y barras de equilibrio, diábolos, pelotas, anillas y discos chinos.

La mejor manera de que a nuestros jóvenes les pique el gusanillo por lo que nos propone la farándula y algo tan navideño como dejar volar la imaginación.

Espacio para los más pequeños

Para los muy pequeños, de 1 a 4 años de edad y con el acompañamiento de una persona adulta, se propone un espacio en el que se lleva a cabo un recorrido por un mundo mágico creado exclusivamente para los más pequeños experimentando a través de los sentidos, de la vista, del oído, el olfato, el gusto y el tacto.

No faltan los payasos, los disfraces y eso tan inexplicablemente fascinante como es pintarse la cara.

Recuerden que todo esto tiene como último día el 7 de enero, así que aprovechen y no dejen pasar la oportunidad de mostrar a los niños que existe un mundo más allá de las luces de neón y la juguetería y cacharrería que nos abruma y les abruma a ellos también.

El Circo como solución, no lo duden.

- Publicitat -

DEIXA UNA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here