Can Sisteré pone rostro a la barbarie (últimos días)

No te la pierdas. merece la pena pasarse por Can Sisteré para recordar los rostros de los asesinos, los de las víctimas y los de la gente que una vez pensó en un mundo mejor

Una muestra recoge hasta el 11 de marzo la obra del fotógrafo Francesc Boix

Hay vidas que merecen ser contadas y hay personas cuya vida consiste en contar las vidas de los demás. El fotógrafo Francesc Boix (1920-1951) combinó estas dos realidades.

Su vida y obra es objeto de una muestra que estará expuesta en el Centre d’Art Contemporani Can Sisteré hasta el 11 de marzo.

Una vida en imágenes

- Publicitat -

La muestra recoge el itinerario vital de este fotógrafo catalán al que su padre regaló con 16 años una cámara fotográfica que le cambió la vida.

Con ella, retrató diversos episodios de la Guerra Civil española, que vivió en primera línea como militante de la Juventut Socialista Unificada de Catalunya, cuando contaba tan solo 18 años de edad.

“Estas imágenes luego fueron utilizadas en los juicios de Nuremberg y Dachau que consiguieron hacer pagar a los criminales nazis su barbarie.”

Después de la Guerra, pasó a Francia donde fue internado en los campos de Vernet d’Ariege y Septfonds.

Cuando la Alemania nazi invadió Francia en 1941 fue deportado al campo de Mathausen, donde trabajó en el laboratorio fotográfico que los alemanes tenían instalado.

Las caras de los asesinos

Allí retrató tanto imágenes oficiales como otras imágenes que retrataban la dura vida que se llevaba en el campo de concentración, ocultando sus negativos con riesgo de perder la propia vida.

Estas imágenes luego fueron utilizadas en los juicios de Nuremberg y Dachau que consiguieron hacer pagar a los criminales nazis su barbarie.

Algunas de estas impactantes imágenes, tanto de la vida cotidiana como de algunos de los protagonistas de esa carnicería, se pueden ver en Can Sisteré.

Después de que el campo fuera liberado en 1945, continuó trabajando en el exilio como fotógrafo para L’Humanité, diario del Partido Comunista francés, con el que realizó reportajes en Argelia, por ejemplo.

Sin embargo, en 1952 y como consecuencia de su paso por el campo de concentración, murió a la temprana edad de 31 años, víctima de una afección renal.

Siempre con una sonrisa en la cara

La exposición recoge un amplio muestrario de un trabajo, el de Boix, que siempre hacía con una sonrisa en el rostro, incluso en los momentos más difíciles.

Merece la pena pasarse por Can Sisteré para recordar los rostros de los asesinos, los de las víctimas y los de la gente que una vez pensó en un mundo mejor, dentro de una exposición que se engloba en las actividades por la Memoria Histórica que programa el Ajuntament. Hasta el día 11 de marzo.

Fechas: del 15 de febrero al 11 de marzo de 2018

Hora: de martes a viernes de 17.00 a 21.00 , sábados de 11.00 a 13.30 y de 17.00 a 21.00 y domingos de 11 a 13.30 h.

Lugar: Centre d’Art Can Sisteré (carrer de Sant Carles, s/n)

Més enllà de Mauthausen

- Publicitat -
FAVGRAM
La Cuina de la Loli
Isabel Muñoz
ARG Neteges
Operario del Humor
Tremendos
La Taula Vella
EL 9 Carrer
Xòcala

DEIXA UNA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here